El trabajo de un programador es producir un buen trabajo, lo que significa que los planificadores y diseñadores no deben sentir las limitaciones del hardware. Les digo a mis programadores: piensen cuidadosamente antes de decir algo parecido a “no se puede hacer.” No hay mucho que no se puede hacer con un poco de inventiva.

La pérdida de Satoru Iwata nos mueve a reflexionar sobre cómo desafiar las limitaciones. Y más allá de enfrentarnos a ese desafío por métodos agresivo nos invita a que sea una llena de tacto.

Tal vez usted es especialmente bueno en la programación. Tal vez usted puede resolver los puzzles que otros no pueden. Cualquier cosa que te distingue está bien.

En la nota Satoru Iwata Passes Away, RIP del blog Kirai, a geek in Japan encontramos breves imágenes de su legado. Además en la serie “1994 Game Developers Interview Collection” de Shmuplations podemos leer un poco a cerca de sus métodos e ideologías.

Descanse en paz.