tecnología

Hello Open Source

Es increíble el momentum que está experimentando el movimiento Open Source Software en la industria del desarrollo de software. Vemos como los principales nombres de la industria, lanzan proyectos en donde gente como tú y yo podemos colaborar. Con el OSS no solo podemos ver el código fuente sino también podemos sugerir y aportar modificaciones al mismo. Podemos crear una gran lista de pro vs cons de este mover, pero la evidencia apunta a que el beneficio mayormente es positivo tanto para los dueños de los proyectos como para nosotros los usuarios.

La intención de esta nota es alentarte a que aproveches esta oportunidad que nos brinda la industria. No toda industria posee este tipo de flexibilidad colaborativa. Sin duda es grandioso ser un desarrollador de software. Veamos como podemos empezar.

Explora la opciones

Es muy seguro que en algún momento hayas escuchado de Github. Como todos sabemos, Github no es meramente un lugar para subir repositorios de nuestros proyectos. Github es una plataforma colaborativa para construir software, manejar documentación, issues, bugs etc. El componente social que ofrece esta plataforma es crucial a la hora de explorar las opciones disponibles para comenzar a colaborar en proyectos de OSS. La sección de Explore es un buen punto de partida para navegar los diferentes proyectos disponibles. Esta sección muestras los proyectos por orden de popularidad.

Otra forma es preguntar a algún compañero o amigo que ya se encuentre trabajando en algún proyecto. Siendo esta una de las maneras más  rápidas de poder agarrarle el paso a cómo se trabaja bajo esta mentalidad. Quién sabe si a lo mejor junto a tu amigo ambos puedan crear algún proyecto que se convierta en pieza integral para otro proyecto.

Organiza tu tiempo

Una vez hayas identificado algún proyecto de interés define cuánto tiempo estarás dedicándole al mismo. 1 hora a la semana, 2 días, solo los weekends, la cantidad no es importante en este momento, lo que importa es el compromiso de colaborar al proyecto y la calidad con la que manejes ese tiempo que has separado. Recuerda que tu tiempo es muy valioso y solo tú tienes el control de como administrarlo. Trata de trazarte una meta y comprométete a lograrla. El éxito muchas veces se logra, además de por el manejo  inteligente del tiempo, por el compromiso que emprendas.

Empieza por lo básico

Trata de ver si el proyecto tiene algún tipo de guía para los colaboradores. Por ejemplo, Bower maneja las tareas de los contribuidores a través de un Wiki en el repositorio principal. Empápate de cualquier otra guía o documento disponible. Si el proyecto es de una sola persona trata de comunicarte con el autor y comparte tu intención de colaborar.

Colabora

Trata aportar al proyecto aunque sea alguna corrección a la documentación. Cualquier ayuda es buena. No te frustres si en algún momento rechazan tu Pull Request. Siempre busca la manera de poder cumplir y entender cómo es el proceso antes de someter algún cambio. Estudia cómo se ha desarrollado el  trabajo, qué patrones de diseño siguen. Observa qué metodologías y paradigmas usan para resolver los problemas que enfrenta el proyecto o la herramienta. Mientras más rápido logres entender la base más rápido podrás aportar tu grano de arena.

Open Source como el futuro

Mucho de lo que aprenderás posiblemente lo utilices en tu próximo trabajo. O quién sabe si esa idea que tanto estás pensando sea tu próximo proyecto estrella. El movimiento OSS está  cambiando la percepción de como desarrollar y escribir software. El OSS ya no es un privilegio accesible para unos pocos, actualmente compañías privadas y gobiernos están apostando fuertemente a esta iniciativa y método de trabajo. Hay tanto por aprender, así que di Hello al Open Source.